Los jugadores de cartas... online

Los jugadores de cartas

Los jugadores de cartas de Cézanne. Con un poco de imaginación puedo verme allí, en la misma escena, mirándolos.

Puedo imaginar que se conocen hace mucho tiempo, que son amigos, incluso que se están apostando que quien pierda la partida pagará la ronda, o más aún, todo lo que llevan bebido esa misma tarde noche. Imagino que hay uno que casi siempre gana (apostaría que es el de la izquierda) y el otro, pese a perder casi siempre, no se acostumbra y cada vez que cae derrotado monta en cólera provocando la risa de su oponente.
Sea como sea son imaginaciones mías y seguramente cada uno tiene su versión. Pero lo que sí veo con certeza es que ahí hay una relación, hay un juego en el que participan dos, hay una comunicación por medio de ese juego, hay algo que los une por ese momento.

Viendo la imagen se me ocurrió la idea de cambiar las cartas por smartphones. Y se me antoja la escena completamente diferente. Ya no veo dos personas con algo en común, sino dos personas físicamente cerca pero alejadas en lo humano. Cada uno en su mundo. Uno puede estar jugando al Candy Crash, el otro… ¿quién sabe? Tal vez está viendo vídeos que le llegan a de un grupo al que le han agregado en whatsapp. Tal vez se conocen, tal vez sólo de verse en el mismo bar. Tal vez son compañeros de trabajo. No lo sé. Pero me sorprende cuánto puede cambiar una escena modificando un detalle tan pequeño. Que lejos se puede estar estando tan cerca.

Y esto mismo pasa a mi alrededor, y esto mismo me entristece. Veo gente conectada a un mundo virtual y de apariencias mientras se olvida del mundo cercano y profundo.
Con esta impresión modificada de la obra del genio Cézanne quiero hacerle un homenaje al pintor y una crítica a la deshermanización del humano respecto al prójimo. Acercándonos así a una frialdad cada vez más robotizada en las relaciones entre personas cada vez más distantes.

Encuentro de amigos